Para mantener un portal abierto y actualizado en el que podamos debatir sobre el uso de la tecnología, en Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Habla con nosotros! Para otro tipo de información contáctanos a través de redes sociales: Facebook y Twitter: @mimovistar o descárgate la app de Mi Movistar.

Todos los campos son obligatorios*

X

Innovación - 27/10/2020

Gastronomía creativa

3 min Tiempo de lectura

En la lúgubre y entreverada calle de la Polea (Rue Des Poulies) en París, bajo la tenue luz de unas malgastadas velas y los estruendosos murmullos de unas voces graves, en plena aurora de la Revolución Francesa, surge el primer restaurante del mundo.

Desde mediados del siglo XVIII, tras la caída del absolutismo en Francia, los ilustrados, filósofos, políticos y aristócratas se reunían alrededor de mesas redondas en lugares que ostentaban letreros que decían: veinte ad me omnes qui stomacho laboratis et ego restaurabo vos, que traducido del latín es: venid a mí, hombre de estómago cansado y yo os restauraré.

Con el pasar de los años, incrementó el número de personas interesadas en asistir a esos lugares cuyo nombre se redujo -en la modernidad- a: Restaurantes.

La industria gastronómica aún no se circunscribe en una disciplina exacta; puede denominarse ciencia, arte, dominio o técnica sin que esto disminuya su mérito por la creación funcional de experiencias, sensaciones y deleites para el paladar, la vista y el olfato.

Recientemente, los versados en esta materia, han incorporado a la gastronomía como una herencia cultural y creativa que genera dividendos y experiencias. La nueva tendencia es incorporar todos los sentidos a la travesía gastronómica.

A principios de 2020 abrió las puertas el restaurant “The Modern” con 1 estrella Michelin a las orillas del Hudson en New York.  La experiencia gastronómica tiene 3 pilares: tecnología, sensación y empatía.

Desde que la persona es un potencial cliente hasta que sale del restaurant tiene contacto con una aplicación móvil que mide -de forma constante- la experiencia de consumo: temperatura del área que ocupa en el restaurante, trato con el mesero, calidad de los platos, sensaciones experimentadas, entre otras.

Su slogan es “Vive una experiencia diferente” y vaya que es diferente: el comensal llega al restaurant y no encuentra mesas ni sillas sino una cocina marca Whirlpool que a través de inteligencia artificial le da la bienvenida y le pregunta qué quiere comer: tras seleccionar algún plato, el mesero lleva los ingredientes e instrumentos pues el comensal es su propio chef, mientras que la cocina guiará todo el proceso: regulará temperaturas y tiempos de cocción, recomendará y enseñará sobre cortes y uso de implementos, sugerirá emplatados y forma,  y por su fuera poco le desea un feliz y provechoso almuerzo o cena al comensal.

Sin duda alguna, la tecnología está cambiando patrones y la gastronomía no se queda atrás. ¿Cuál crees que será el futuro de los restaurantes?

 

Autor: Raúl Córdoba Arneaud, Experto Modelos OP. y manejo de cambio.

Volver