Para mantener un portal abierto y actualizado en el que podamos debatir sobre el uso de la tecnología, en Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Habla con nosotros! Para otro tipo de información contáctanos a través de redes sociales: Facebook y Twitter: @mimovistar o descárgate la app de Mi Movistar.

Todos los campos son obligatorios*

X

Comportamiento - 21/12/2020

El Abuso Sexual Infantil y Adolescente como problema epistemológico

3 min Tiempo de lectura

El abuso sexual infantil y adolescente es un problema que representa una gran amenaza para los niños, niñas y adolescentes, ya que afecta el desarrollo emocional hasta la adultez. No obstante, existe otro problema en torno a esta situación y tiene que ver con los derivados a la interpretación conceptual del mismo.

La comprensión del abuso sexual infantil y adolescente implica un estudio de la terminología que la compone, la cual es amplia, variada, y toca distintos ámbitos que se relacionan, es por esto que las definiciones y conceptos que la componen representan un reto permanente para entender esta situación.

Es necesario resaltar que muchos términos desarrollados en torno al abuso sexual infantil y adolescente, carecen de consenso universal, generando a su vez distintas corrientes de pensamiento y falta de efectividad al momento de adecuarla a un marco normativo.

El reto en torno a la falta de consenso en los términos descritos complejiza incluso el alcance de lo que se llama delito, es decir, si se entiende como abuso sexual infantil y adolescente solo el acto sexual, se excluyen otras formas de abuso como serían la exposición a la pornografía, o los tocamientos, lo que implicaría nuevas categorías de delitos y otras sanciones que pudieran ser más leves.

Incluso la palabra abuso sexual infantil y adolescente presenta un reto en sí mismo, surgiendo como interrogante ¿Por qué no se habla de violación a niños, niñas y adolescentes? En nuestro país el término abuso tiene connotaciones laxas, por ejemplo, una persona que se come un ponqué sin permiso, o se colea en una fila son llamados fácilmente abusadores, como podemos ver la sola palabra abuso se tiende a utilizar porque se entiende como una acción inadecuada, pero de menor relevancia.

Aunado a lo anteriormente expuesto, pareciera que los niños, niñas y adolescente son objetos que se pueden usar, y se cruza la raya cuando se abusa de ese uso. Es interesante ver como de este término pueden surgir interpretaciones que perjudican a la niñez.

Ahora bien, esta discusión en torno a la definición primaria que es abuso sexual infantil y adolescente, se complica aún más con otras definiciones como grooming, sexting, entre otros. Lo que suma más problemas conceptuales en torno a una temática que por su naturaleza ya lo es.

Es por todo lo desarrollado anteriormente que urge la necesidad de fomentar espacios de discusión en torno a los conceptos que conforman el abuso sexual infantil y adolescente, en todos los espacios disponibles, ya sean académicos, laborales, familiares, mediáticos, entre otros. Ya que la discusión de estos términos ayudara a la construcción de consensos que puedan plasmarse en las leyes y demás normativas que los regulen.

Para la Fundación de Atención Social Habla es una necesidad esta discusión epistemológica, es por ello que ha elaborado un tratado teórico que propicia el debate de estos conceptos a través de la publicación de un libro que desarrolla 91 conceptos relacionados entre sí para propiciar un debate y el consenso terminológico.

La construcción de términos claros, y consensuados ayudará a luchar contra el flagelo del abuso sexual infantil y adolescente, ayudando de esta manera a nuestra infancia y nuestra juventud.

 

MSc. Julio Romero

Coordinador de Investigaciones

Fundación Habla

Volver