Para mantener un portal abierto y actualizado en el que podamos debatir sobre el uso de la tecnología, en Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Habla con nosotros! Para otro tipo de información contáctanos a través de redes sociales: Facebook y Twitter: @mimovistar o descárgate la app de Mi Movistar.

Todos los campos son obligatorios*

X

Comportamiento - 18/09/2020

Decálogo para prevenir el ciberacoso y el abuso sexual

3 min Tiempo de lectura

En 2017, la fundación para la Ayuda de Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR) publicó un informe en el que explica que 75,3% de las agresiones se realizan a través de la plataforma de mensajería instantánea WhatsApp y 37.6% de acoso se daba en las redes sociales como Instagram o Tiktok.

Según el mismo informe, la edad media de las víctimas es 13 años. Esto ocurre, porque es el periodo en el cual los jóvenes comienzan a participar en la dinámica de Internet y suelen utilizar estas herramientas sin supervisión de un adulto.

Para mitigar el riesgo de que nuestros hijos sufran este tipo de situaciones en la red y aprovechando que ahora estamos pasando más tiempo con los pequeños en casa, Verónica Vidal, psicóloga y asesora en el departamento de psicología de Fundación Habla, sugiere el siguiente decálogo de medidas a tomar:

    1. Mantén una buena comunicación asertiva. Al establecer una relación de confianza y respeto con nuestros hijos podremos ser partícipes de lo que pasa en sus vidas y formar parte de su entorno social.
    2. Establece horarios de ocio y descanso. Este tiempo puede ser aprovechado, no solo en internet y videojuegos, sino también para reposar o compartir en familia: armar un rompecabezas, realizar ejercicios, pintar, entre otras actividades.
    3. Utiliza el control parental en dispositivos electrónicos. Es una buena herramienta para poner límites razonables al uso de las tecnologías. Convérsalo con ellos y establezcan normas en conjunto con las que ambos estén de acuerdo.
    4. Trabaja con tus hijos el respeto por su cuerpo. Como padres es nuestra responsabilidad darle las herramientas a nuestros pequeños para aprender a respetar a los demás y a ellos mismos. Es muy importante enseñarles que son dueños de su cuerpo y que ninguna persona, sea quien sea, tiene derecho a tocarlo sin su consentimiento.
    5. Enséñale a decir ¡No! y a establecer límites. En la medida en que sean capaces de identificar en que espacios y con qué personas se sienten a gusto podrán también rechazar aquello que no les gusta.
    6. Fomenta su autoestima. El amor propio es el motor que hará que nuestros hijos estén a gusto con ellos mismos y sean capaces de tener su propio criterio, defenderlo y establecer amistades positivas con otras personas.
    7. Estimula interrelaciones saludables en casa. Vínculos basadas en el respeto, la empatía, la honestidad y la amabilidad son fundamentales para que los pequeños puedan tener un repertorio de lo que significa cultivar relaciones sanas donde puedan sentirse escuchados, comprendidos y queridos.
    8. Comienza una política de “no guardar secretos malos”. El abuso sexual u otro tipo de maltrato como el ciberacoso, suelen estar rodeados de secretismo, amenaza y culpabilidad. Por ello, es muy importante enseñarles a distinguir entre secretos buenos (por ejemplo un postre de sorpresa) y malos (cualquier cosa que lo haga sentir incómodo o temeroso).
    9. Edúcalo sobre los riesgos que existen a través de las nuevas tecnologías. El sexting y el grooming son algunos de ellos. En el caso de los adolescentes, es nuestra obligación enseñarles algunas reglas de seguridad básicas: no compartir datos personales ni difundir imágenes propias a través de la red y mucho menos citarse con personas anónimas para conocerse personalmente. Además, deben saber que difundir cualquier material con contenido sexual de menores de edad, es un delito.
    10. Nunca pongas en duda su testimonio. Cuando un niño habla de abuso o de alguna situación que lo incomoda, presta atención: para ellos es un gran esfuerzo hacerlo. Muestra a tus hijos que mamá y papá saben escuchar. Refuerza lo valiente que está siendo al hablar sobre lo que le ha ocurrido y hazle saber qué harás todo para protegerlo.

 

 

 

Volver