Para mantener un portal abierto y actualizado en el que podamos debatir sobre el uso de la tecnología, en Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Habla con nosotros! Para otro tipo de información contáctanos a través de redes sociales: Facebook y Twitter: @mimovistar o descárgate la app de Mi Movistar.

Todos los campos son obligatorios*

X

Comportamiento - 07/02/2017

El secreto de la virtualidad: cómo evitar el ciberacoso

2 min Tiempo de lectura

El problema del ciberacoso para muchos no existe y ni siquiera saben qué es. Otros lo conocen pero mientras no les suceda a ellos, no pasa nada. Otros saben de casos reales pero lo mantienen en silencio para no verse involucrados. En tanto hay jóvenes, y no hablo de Canadá, México, Perú, Colombia, Argentina, España, Italia, etcétera, hablo de Caracas, que son acosados en las redes sociales bajo el secreto de la virtualidad.

Nuestros adolescentes son nativos digitales, nacieron con la tecnología en las manos, se comunican y socializan de una forma diferente que sus padres y docentes ya que muchos de ellos son inmigrantes digitales y otros no se han querido unir a este mundo por considerarse “antiguos” o de la vieja guardia como muchos les dicen. Es justo esa brecha tecnológica, más la falta de formación mediática y de un piso sólido de valores fomentados en la familia, la que está haciendo que nuestros jóvenes cada vez más se aíslen en un mundo que es virtual pero que si tiene numerosas implicaciones en el mundo real.

La red tiene cuantiosas ventajas: información, aprendizaje, comunicación y diversión, entre otras. Pero tiene inconvenientes que van desde la adicción tecnológica hasta el ciberacoso. Este último punto es el que analizaremos con mayor profundidad ya que es un fenómeno, aunque no lo crean, muy difuso entre los adolescentes de nuestra ciudad, además del sexting.

El ciberacoso se produce cuando una persona o grupo de personas ataca, humilla, hostiga, atormenta o amenaza a otra persona o grupo de personas a través de cualquier medio telemático (PC, Internet, celulares, video juegos online) de forma continúa para ejercer un acoso psicológico y que en algunos casos no es entre iguales.

Existen diferencias entre acoso y ciberacoso en lo que respecta a los agentes que intervienen, el lugar, el momento y sus consecuencias.  El ciberacoso es más común de lo que pensamos, por lo menos en Caracas. Hemos aplicado algunos cuestionarios diagnósticos durante el año 2013, de forma aleatoria y voluntaria en colegios de diferentes estratos sociales cada vez que impartimos nuestras charlas a niños y adolescentes. Los resultados son bastante alarmantes. Algunos datos: 80% admite conocer por lo menos un caso de acoso en las redes, 30% ha sido acosado en internet, 90% no conoce si está seguro cuando navega en las redes y 50% oculta a sus padres lo que hace en Internet.

El proyecto “Educación Para los Medios Venezuela” (EPM Venezuela) y su propuesta educomunicativa ante el ciberacoso se basa en la prevención a través de la educación mediática y digital que unida a unos sólidos principios y valores fomentados en el hogar, pueden ayudar a nuestros niños y adolescentes a decidir, al momento de estar delante de una PC o celular, qué información compartir en las redes sociales.

En este proceso para evitar el ciberacoso es muy importante la participación del sector público y privado y especialmente de aquellas empresas que son desarrolladoras de tecnologías de la información y la comunicación. No basta con desarrollar el mejor teléfono o tableta, se debe buscar también formar al usuario, desde el punto de vista humano, de ese equipo ya que existe una responsabilidad transversal y social cada vez que se desarrolla y se innova. Buscamos formar sujetos conscientes y críticos ante el consumo de los medios de comunicación y en este caso Internet. No nos gusta hablar de las consecuencias del ciberacoso ya que al hacerlo sentimos que perdimos este combate silencioso y continuo, pero sí existen consecuencias principalmente para el acosado más que nada de índole personal, social y legal.

Esta responsabilidad no es solamente de las empresas, escuelas o docentes, también es de la familia y es por ello que todos los actores y cada quien en su ámbito, deben ser educados mediáticamente. En el proyecto EPM Venezuela, el cual cuenta con el apoyo del Instituto de Investigaciones de la Comunicación de la Universidad Central de Venezuela (ININCO-UCV) bajo la línea de investigación “Educación y Medios” que lleva adelante la Profa. Morella Alvarado y la Fundación Artevisión USB de la Universidad Simón Bolívar, buscamos en el ámbito de la Internet, extraer y difundir fuera de los muros universitarios todos esos conocimientos a favor de los derechos que tienen nuestros niños, niñas y adolescentes a utilizar Internet con seguridad pero respetando al otro.

Son  pocos los datos y el conocimiento que se produce sobre este tema en Venezuela. El ININCO-UCV desde hace tiempo esta buscando el apoyo institucional y material para poder investigar con profundidad esta problemática. Nosotros no hablamos de un simple saber instrumental en el manejo de la PC, tabletas o teléfonos inteligentes. Nos referimos a formar ciudadanos digitales, adolescentes y adultos que aprendan a desenvolverse en las redes sociales, que conozcan sus deberes y  responsabilidades; pero sobre todo las consecuencias que trae el uso indebido del Internet. El problema no es la red ni la PC, somos nosotros como usuarios.

 

Prof. Vito Lacasella
Comunicador Social / Educomunicador
Especialista en Educación Mediática

Volver